La razón por la cual Rompiendo el Silencio es un blanco prioritario para la derecha israelí

Imprimir

Escrito por AKIVA ELDAR

Resultado de imagen para breaking the silenceLa ocupación israelí de los territorios ha generado decenas de organizaciones de derechos humanos y movimientos por la paz en los últimos años, y la derecha política esparce difamación sobre cada una de ellas. Paz Ahora "informa" sobre la actividad de los colonos y sus asociados. B'Tselem "envenena" a los medios de comunicación con la difusión de clips de vídeos que muestran a los colonos abusando de los palestinos. Yesh Din "delata" a judíos por "simplemente" recordar a sus vecinos árabes quién es el mandamás en “Judea y Samaria”. Ta'ayush "colabora" con "el enemigo" – no-judío que se niega a retirarse de la tierra "prometida" al pueblo de Israel. Y así sucesivamente y sucesivamente - algunas son una "quinta columna;" otros "enemigos de Israel" y "pequeños izquierdistas." Pero sólo los militantes de una organización, Rompiendo el Silencio (Breaking the Silence), tienen el dudoso honor de ser etiquetados de "traidores". Esa organización, que ha documentado y publicado los testimonios de veteranos militares sobre violaciones de los derechos humanos en los territorios desde 2004, atrae más fuego que todas las demás organizaciones juntas.

La derecha israelí no considera al término "ocupación" como legítimo. Por lo tanto, cualquier persona u organización que se defina como un activista contra la ocupación es considerada ilegítima. Pero en el último año, Rompiendo el Silencio se ha convertido en un anatema incluso en los temas de conversación de Yesh Atid*, y la desenfrenada incitación contra la organización es generalmente aceptada gracias al silencio del Laborismo.

Hay quienes explican que la razón por la que este grupo de ex soldados se haya convertido en la bolsa de box del país, se deriva del hecho de que ya no limitan más su actividad dentro de las fronteras de Israel. No sólo publican informes en hebreo, los traducen al inglés, obtienen fondos de organizaciones foráneas y particulares, y aparecen ante parlamentos extranjeros. Para decirlo sin rodeos, muchos en el país creen que la ropa sucia debe ser lavada en casa. No en los medios de comunicación extranjeros, no en las oficinas de la Unión Europea en Bruselas y no testimoniando ante un panel de investigación de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Por la misma lógica, aunque el israelí medio reconozca que la ocupación es un contaminante, tiene la obligación de soportar el olor. Un buen israelí debe cerrar las ventanas y mantener el hedor en casa.

O quizás haya sido la sensibilidad en torno a secretos de Estado lo que aguijoneó al primer ministro Benjamin Netanyahu, quien dijo que la ONG está siendo investigada por tratar de obtener información clasificada. Si sus antecedentes sobre la materia es un tema por juzgar, Netanyahu nunca tendría que haber sido aceptado en su propio equipo de seguridad. En junio de 1995, por ejemplo, el joven legislador dio a conocer un documento secreto elaborado por un oficial de alto rango en el departamento de planificación de las Fuerzas de Defensa de Israel. El documento detalla las medidas de seguridad que Israel debe exigir a Siria en las negociaciones para un acuerdo de paz. En ese momento, Netanyahu calificó al elemento filtrado de "patriótico". En septiembre de 2007, como líder de la oposición, Netanyahu rompió la política oficial de silencio de Israel respecto al bombardeo del reactor nuclear en Siria. En agosto de 2014, esta vez como primer ministro, el nombre de Netanyahu surgió en los medios de comunicación como la posible fuente de una presentación secreta mostrada en una reunión del gabinete. Entre sus diversas razones en negarse a ordenar una investigación del primer ministro, el entonces fiscal general Yehuda Weinstein citó la posibilidad de que implementarlo implicaría cuestionar a muy altas figuras públicas israelíes.

A diferencia de Netanyahu, Rompiendo el Silencio tiene cuidado en publicar información; sólo lo hace después de aclararla con los censores militares.

Los detalles que el censor prohíba de publicar o aquellos que no estén verificados no ven la luz del día. La organización dejó en claro que la oficina del censor había aprobado la publicación de la mayor parte del testimonio grabado por activistas de la organización Ad Kan** y que fue difundido en un informe de investigación en el canal 2. Fue este informe el que en un principio afirmó que Romper el silencio estaba reuniendo información operacional clasificada no relacionada con el testimonio de los soldados sobre violaciones de derechos humanos.

Y si Rompiendo el Silencio cometió traición y socavó la seguridad del Estado, ¿por qué sus miembros siguen caminando libremente? Después de todo, las dudosas acusaciones de Ad Kan acerca de su participación en el asesinato de un árabe que murió en su propia cama dieron lugar, en enero pasado, a dos semanas de detención policial y un amplio e intenso interrogatorio de los activistas Ezra Nawi y Guy Boutbiya de la organización de derechos humanos Ta'ayush.

En enero Walla!*** publicó un informe de investigación sobre las actividades de vigilancia que lleva a cabo Ad Kan sobre los grupos anti-ocupación. De acuerdo con el informe, el proyecto está financiado, al menos en parte, por el comité de colonos de Samaria, una organización que apoya los ataques "precio de etiqueta" y trata de impedir que los soldados cumplan sus funciones en la Margen Occidental, tal como se documenta en una investigación de 2015 realizada por el instituto de investigación Molad. En 2014, la organización de colonos, a la que se destinan fondos del consejo regional de Samaria - que a su vez es financiada por el Estado – les dio a activistas de Ad Kan decenas de miles de shekels. Sagi Keizler, jefe del consejo de colonos de Samaria, negó el informe publicado, pero al parecer no tomó medidas legales contra Walla!. El informe todavía se puede encontrar en Internet.

Rompiendo el Silencio está siendo acosada por cínicas razones políticas. Para loa judíos de Israel, no hay ninguna vaca más sagrada que la FDI (Fuerza de Defensa de Israel). Una clara mayoría, incluyendo este escritor, sirvió, está sirviendo o servirá en las fuerzas armadas, al igual que sus padres, hijos y hasta sus nietos. Cuando el ministro de Defensa Teniente General (res.) Moshe Ya´alon declara que los miembros de Rompiendo el Silencio son traidores, quiere decir que ellos traicionaron a todos los israelíes. Este no es un argumento acerca de la ocupación, la ética o la posición internacional de Israel. Se trata de nuestras vidas. Ya’alón fue el comandante en jefe de las fuerzas armadas, una respetada autoridad en la materia.

La tácita sabiduría convencional desde el inicio de la llamada "Intifada de los cuchillos" se basa en las enseñanzas del Talmud: "Si un hombre viene a matarte, levántate antes y mátalo primero." O en el lenguaje común, neutralízalo primero. Los políticos israelíes han convocado a la gente a hacer precisamente esto cuando enfrentan a un posible terrorista. Incluso hay judíos que ya le han atribuido a esta afirmación una más amplia interpretación. A cualquiera que venga a matar, según su interpretación, puede ser un judío dispuesto a entregar territorio al no-judío. El asesino Yigal Amir que, por ejemplo, le disparó al primer ministro Isaac Rabin después que rabinos y políticos incitaron contra él y su política de paz. El propio Netanyahu tomó parte en una manifestación la que sostenía en alto un recorte de Rabin vestido con un uniforme de la SS nazi. Hoy en día, en su amonestación de la organización, viste a Rompiendo el Silencio con el uniforme de un kapo.****

Los "patriotas" que golpean a palestinos por placer en las calles de la ciudad y prenden fuego a una escuela bilingüe ya han empezado a enviar amenazas a activistas de Romper el Silencio y a sus familias, incluyendo a sus ancianos abuelos. Si, Dios no lo permita, alguien resulta herido, Netanyahu, Ya´alon y el presidente de Yesh Atid, Yair Lapid, se apresurarán en emitir “duras condenas” a los criminales. No olvidarán seguramente en atacar a aquellos que propagan la incitación, pero pueden olvidar o ignorar sus propias pasadas contribuciones.

Fuente: Al Monitor - 29/3/2016 - Traducción: Israel Laubstein.

*Yesh Atid: partido político secular israelí fundado en el año 2012 por el periodista Yair Lapid y considerado de orientación centrista.

**Ad Kan: agrupación extremista de la derecha israelí que se ocupa en la denuncia de las actividades de los militantes de las organizaciones pacifistas y defensoras de los derechos humanos en Israel.

***Walla!: es un sitio web israelí que tiene servicios de búsqueda, noticias y correo electrónico. Walla! es considerado como uno de los sitios más populares del país.

**** Kapo: término usado para ciertos presos que trabajaron dentro de los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, ocupándose principalmente de monitorear y vigilar al resto de los allí internados y que los nazis privilegiaron temporariamente.

 

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?