Netanyahu amenaza con 'matarse' con el fin de detener la oferta de Irán

Imprimir

Escrito por BEN CASPIT

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, tendrá que tomar una decisión muy difícil en los próximos días: si debe continuar la lucha contra el acuerdo nuclear con Irán con toda su fuerza y, según sus voceros, “matarse” por el voto en el Congreso de Estados Unidos o aceptar la derrota y tratar de aprovechar algo para el beneficio de la seguridad del Estado de Israel.

El record de Netanyahu en los últimos años no augura nada bueno para aquellos que sienten que Israel debe tener un cambio de actitud. Están aquellos israelíes que creen que Netanyahu debería recortar sus pérdidas y aprovechar la situación para arrebatar un  paquete de compensación para la defensa y un acuerdo estratégico de cooperación / coordinación de los Estados Unidos. Netanyahu se ha negado reiteradamente a sucumbir a las ofertas tentadoras enviadas por el gobierno de Estados Unidos y se ha negado a participar en negociaciones serias sobre el tema. Netanyahu, un  jugador compulsivo, está ahora rayando en ser suicida. El problema es que él está haciendo esto en nombre de todo un país.

En los últimos meses, Israel ha recibido varios mensajes preocupantes de los Estados Unidos. Estos no fueron enviados por fuentes oficiales de la administración ni por funcionarios estadounidenses en servicio activo, sino porfuentes no oficiales amistosas: los miembros de institutos de investigación relacionados con el Pentágono, los líderes judíos estadounidenses que disfrutan de acceso a Washington y personas cercanas a la Casa Blanca o el Departamento de Estado. Los mensajes fueron enviados por la administración en forma indirecta para que pueda negar públicamente su participación de filtrarse la información, pero las insinuaciones son claras. De acuerdo con los mensajes velados, la continuada guerra de Israel contra el gobierno de Estados Unidos finalmente, se filtrará en las prósperas relaciones de seguridad entre EE.UU. e Israel. Es simplemente inconcebible, por lo que se dijo, de que Netanyahu y ??su ministro de Defensa, Moshe (Bogie) Yaalon puedan continuar su guerra total contra las políticas del presidente (sobre todo en relación a las negociaciones con Irán) sin dañar en última instancia, la coordinación de la seguridad, no sólo entre las autoridades de defensa de Israel y Estados Unidos, sino también entre los profesionales de la seguridad sobre el terreno.

Esta tendencia ya se ha expresado en diversas formas. En el curso de la campaña Borde Protector, los Estados Unidos llevaron a cabotransferencia de municiones, en especial los misiles Hellfire aire-tierra para helicópteros de ataque Apache que las Fuerzas de Defensa de Israel necesitaban. Una fuente de seguridad israelí recientemente le dijo a Al-Monitor que durante el año pasado, Estados Unidos cambió su procedimiento de autorización de las solicitudes israelíes para la adquisición de armas de defensa. Mientras que el armamento había sido enviado previamente a Israel a través de canales directos en el Pentágono, ahora cualquier solicitud israelí debe, después de la aprobación del Pentágono, también ser autorizada por el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Esto añade otro paso burocrático y abre la puerta a deliberaciones adicionales, lo que contribuye a la demora. Es una insinuación pesada.

En el discurso que pronunció ayer después de la firma del acuerdo nuclear con Irán, el presidente Barack Obama hizo hincapié en su trabajo “sin precedentes” para fortalecer la defensa de Israel. Por ahora, el presidente está justo en el blanco.

En la noche del 14 de julio, después de haberse alcanzado el acuerdo nuclear, Obama llamó a Netanyahu, poniendo fin a semanas de desconexión entre los dos. Israel apenas ha sido actualizado por los Estados Unidos sobre el avance de las negociaciones en las últimas semanas. En el último tramo de la jornada de las autoridades hacia el acuerdo, Israel se encontró aislado en un rincón, condenado al ostracismo y carente de toda influencia - intercambiando lugares con Irán.

La conversación entre Netanyahu y ??Obama (según fuentes diplomáticas al tanto de ella) no fue fácil, por decir lo menos. Netanyahu no contuvo su crítica mordaz del acuerdo y sus consecuencias. Públicamente, Netanyahu llamó a los procedimientos en Viena un “error histórico”, pero fuentes diplomáticas estadounidenses hicieron hincapié en la condición de anonimato el martes de que “nadie escucha más a Netanyahu”. Eso no es del todo cierto. La mayoría de los israelíes escuchan a Netanyahu, al igual que algunos sunitas preocupados en el Medio Oriente. La gente en El Cairo, Riad y Ammán lo hacen, también, al igual que los de algunos otros lugares en el Medio Oriente. Pero además de la escucha, ellos también pueden tomar sus billeteras gordas de sus bolsillos y empezar a buscar a tientas su camino hacia su propia bomba nuclear.

En palabras de una alta fuente de seguridad israelí que habló bajo condición de anonimato, "No hay manera de que una bomba chií en Oriente Medio no sea saludada por el otro lado con una bomba sunita." Obama y el secretario de Estado John Kerry tienen una respuesta preparada para esto: De hecho, ese es el punto de la operación; que en los próximos 15 años, no habrá bomba chií. Y entonces podrán añadir que es exactamente lo que este acuerdo garantiza. La alternativa era mucho peor.

Netanyahu convocó al Gabinete de Seguridad  el martes por la noche. Ridículo, todo el gabinete israelí votó unánimemente en contra del acuerdo, rechazándolo - como si alguien pensara que el gabinete israelí no tenía nada que decir con respecto a la oferta. Esto, por supuesto, provocó burlas fuera de Israel, sobre todo entre los europeos.

El acuerdo puso fin a la opción militar israelí de bombardear las instalaciones nucleares de Irán, la opción que ha costado al contribuyente israelí muchos miles de millones de shekels. Israel anunció ayer que "no está vinculado por el acuerdo" - otro comentario extraño para un país que no es parte en el acuerdo. En Occidente, la suposición es que Israel adoptará esfuerzos de inteligencia masivos en los próximos años para identificar violaciones iraníes del acuerdo.

Fuentes de seguridad profesionales que hablaron en la reunión de Gabinete cerraron filas en línea con la opinión de los cuadros diplomáticas del país: que el acuerdo es un mal que convierte a Irán en un tremendo poder terrorista que gastará cientos de miles de millones de dólares para alimentar conflictos en el Oriente Medio y financiar varios agentes chiíes de Hezbolá, y a los huthis en Yemen. Sin embargo, también están aquéllos en la inteligencia israelí que son conscientes de algunas ventajas del acuerdo, una de las cuales es que gira el reloj hacia atrás en el proyecto nuclear iraní por más de 10 años.

La crítica israelí más mordaz del acuerdo, incluida la de los funcionarios militares, está dirigida al mecanismo de verificación del acuerdo y en particular los artículos 74 a 78. El problema está principalmente con la inspección de algunos sitios, o bien sitios sospechosos o nuevos sitios con los que Occidente no está familiarizado. La demanda inicial de Estados Unidos fue el monitoreo invasivo e inmediato de las instalaciones nucleares, en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia.

Lo que finalmente se acordó debe preocupar a todos los individuos que aman la paz: Tomará 24 días antes de que los poderes puedan venir e inspeccionar un sitio sospechoso, e incluso esto se llevará a cabo sólo después de consultar con los iraníes y votantes en un foro que incluirá a Irán y las potencias mundiales. "Irán tiene un historial de establecer instalaciones nucleares secretas;  hizo esto en Fordow y Natanz. Estos sitios fueron revelados al mundo debido a los agentes de inteligencia occidentales y la oposición iraní. Ahora están recibiendo otra oportunidad para engañar [a Occidente], esta vez bajo los auspicios de la 'inspección' ", dijo una fuente militar israelí de alto rango, en declaraciones a Al-Monitor con la condición de anonimato.

Netanyahu ha estado trabajando contra el proyecto nuclear iraní durante 20 años ya. Afirma haber sido el primero en identificar la amenaza, despertar al mundo occidental y plantear el tema en la agenda pública. Hay un núcleo de verdad en estas palmaditas en la espalda (aunque, a decir verdad, fue el primer ministro Ytzhak Rabin al final  y no Netanyahu quien primero identificó la amenaza iraní). El problema es que Netanyahu no llevó a cabo su promesa clave para sus electores.

Según la propia visión de Netanyahu de la situación, Irán se convirtió en un "estado de umbral nuclear" en el propio reloj de Netanyahu. Netanyahu se está uniendo con los republicanos, en un intento de trastornar a Obama o prevenir al presidente que la firma de un acuerdo con Irán fue un fracaso rotundo. Netanyahu comenzó su campaña de auto-justificación defensiva en una aparición en la televisión la noche del martes. Pase lo que pase ahora, Netanyahu tendrá que encontrar para sí mismo una nueva agenda.

Fuente: Al Monitor – 15/7/2015 - Traducción: Roberto Faur.

 

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?