Ben Ami de JStreet le dice a Netanyahu: Usted no habla por nosotros

Imprimir

Escrito por CHEMI SHALEV

Resultado de imagen para jstreetEl sábado por la noche comenzó en Washington DC la conferencia anual del J Street  con el lanzamiento de una campaña dirigida a obligar a las instituciones comunitarias judías a resucitar, en sus mapas de Israel, a la moribunda Línea Verde -y a dar cuenta de los fondos que se gastan fuera de ella en los asentamientos judíos. El presidente de J Street, Jeremy Ben-Ami, le preguntó a una audiencia de más de 2.000 delegados: "¿Cómo puede la comunidad judeo americana promover una solución de dos estados, si no distinguimos entre el Estado de Israel dentro de la Línea Verde y la tierra ocupada en 1967?

Pero el foco principal de la conferencia, y el zumbido que está impulsando su energía, no es la operación algo scáutica de revivir la Línea Verde, que fue concebida hace varios meses - sino la sorpresiva victoria de Benjamín Netanyahu en las elecciones de la semana pasada y las controvertidas declaraciones que utilizó como recurso para lograrla. "Nos gustaría creer que el primer ministro de Israel apoya una solución de dos estados - y no es un racista", es el modo como el presidente de la  asamblea del J Street,  Mort Halperin, enmarcó el problema en el inicio de la conferencia.

J Street está celebrando su reunión anual en el Centro de Convenciones de Washington, el mismo lugar donde el AIPAC celebró su conferencia a principios de este mes. La comparación de los dos eventos resulta a favor del AIPAC - tuvo cinco veces más asistentes que J Street, su organización fue excelente y su línea de oradores  mucho más imponente. Pero J Street cuenta con un ambiente mucho menos formal, y hasta el momento más "israelí", y un impresionante contingente de 1.100 estudiantes del alumnado que agrupa el J Street U,  que infunde a la reunión una energía juvenil que falta en la mayoría de los otros eventos comunitarios judíos.

En lugar de la polémica por las declaraciones de Netanyahu, que están enfureciendo a los adultos, los estudiantes parecen estar mucho más indignados por la decisión de último momento del director del Hillel*, Eric Fingerhut, de retirarse de la conferencia a pesar de su acuerdo afirmativo anterior, a causa de lo que se  supone, en gran medida, ha sido debido a la presión de los donantes de Hillel. En respuesta, J Street U hace alarde de haber logrado acordar con más de 40 de las principales filiales  de Hillel de algunas de las universidades más grandes de los Estados Unidos, de figurar como patrocinadores de la conferencia.  Ben Ami vapuleó por su parte a Fingerhut, diciendo que su negativa a hablar con J Street públicamente "pone en cuestión si Hillel está involucrándose  adecuadamente en su público objetivo,  proporcionando un hogar acogedor para todos en el campus".

Ben Ami y Rick Jacobs de la Unión por la Reforma del Judaísmo, fueron los oradores principales de la noche de apertura, aunque sus momentos emotivos fueron proporcionados por dos parejas  de palestinos israelíes : Representantes del Círculo de Padres de padres dolientes - Bassam Aramin, cuya hija fue asesinada en 2007 por un policía fronterizo israelí y Robi Damelin, cuyo hijo fue asesinado por un francotirador palestino en 2002 - pidieron un minuto de silencio "para todas las personas que murieron en la guerra del verano pasado", y Roni Keidar, del moshav del sur Netiv Ha'asara y Maha Mehanna que es una traductora de alto rango árabe-inglés y que trabaja en Gaza para la Applied  Information Management (Dirección de la Información Aplicada), hablaron de su profunda y duradera amistad a través de la frontera con Gaza y de la brecha psicológica del conflicto árabe-israelí.

Ben-Ami, por su parte, pronunció un fogoso discurso a un público comprensivo, diciéndole al primer ministro: "A Netanyahu, que pretende hablar en nombre de todos los judíos del mundo, le decimos  que  usted no habla por nosotros”. Dijo que J Street no sólo siente decepción por los resultados de las elecciones - " Es ira y es dolor lo que estamos sintiendo de haber visto al primer ministro de Israel valerse del alarmismo y tácticas para infundir temor teñidas de racismo para abrirse camino  para lograr el 23 por ciento de la votación".                 Ben-Ami criticó a Netanyahu, al embajador israelí Ron Dermer y al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner por recurrir a la "astucia partidista" que posibilitó el discurso de Netanyahu ante el Congreso - y que según Ben Ami, dañó las relaciones entre Estados Unidos e Israel.

Ben-Ami le dijo a su audiencia  que “ser pro-Israel no significa que se tenga que ser anti-palestino." Él dijo que J Street exhortaría a los líderes estadounidenses a declarar ilegales a los asentamientos, a la publicación de un conjunto de parámetros para implementar una solución de dos estados y apoyaría una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que proporcione pautas directrices para llegar a un acuerdo definitivo.

Jacobs, por su parte, criticó el rechazo del establishment judío a J Street, diciendo que estaba "sorprendido por las críticas injuriosas de algunos que parecen insinuar que la mayor amenaza que enfrenta Israel y el pueblo judío no es Irán, Hamas o los misiles de Hezbolá sino más bien  este grupo pro-paz, pro-Israel conocido como J Street.

Jacobs dijo además que los "progresistas" deberían seguir luchando por una solución de dos estados, porque "la ocupación amenaza al mismo sionismo, que mucho apreciamos - expresión viviente de un estado judío democrático; causa dolor y penurias a los palestinos y aleja a Israel de amigos y aliados en todo el mundo. Lamentablemente ", añadió," estamos más lejos de la meta de dos estados para dos pueblos,  que lo que estábamos hace una semana. "

"Mis valores judíos insisten en que un Estado no democrático es inherentemente un estado no judío. Pero un Estado democrático que no sea judío sería una traición al sueño de dos mil años de nuestro pueblo en restaurar la soberanía judía en Eretz Israel. ", dijo Jacobs.

Finalmente dio una nota equilibrada, diciendo a su audiencia "los progresistas están en falta por etiquetar a Israel como el único culpable de echar a pique las iniciativas de paz."

También criticó tanto a Netanyahu como  al presidente estadounidense Obama por sus manejos recientes de las relaciones entre los dos países, diciendo: "Recordemos al presidente Obama y al primer ministro Netanyahu que la relación Estados Unidos-Israel es una sociedad entre naciones, no entre individuos. Trasciende al partidismo, y pertenece por igual a demócratas y republicanos, al Likud y al Laborismo”.

Fuente: Haaretz - 22/3/2015 - Traducción: Israel Laubstein.

*Hillel es una Fundación internacional orientada a contribuir en el desarrollo profesional, cultural y social de jóvenes universitarios de 17 a 30 años dentro de la comunidad judía.

 

 

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?