Intelectuales egipcios exigen nuevas ideas respecto a la “cuestión judía”

Imprimir

Escrito por JACKY HUGI

No todos los días un intelectual egipcio hace declaraciones como las formuladas por el filósofo Youssef Zeidan. Los medios de comunicación egipcios e israelíes omitieron ls parte final de una entrevista llevada a cabo el 30 de diciembre con el periodista Lamis El-Hadidy del canal CBC de la TV egipcia, pese que lo que dijo estaba dirigido al núcleo mismo de las relaciones entre El Cairo y Jerusalén como así mismo a la que debiera haber entre los árabes y el mundo judío.

Zeidan es un investigador de manuscritos antiguos. También es un reconocido escritor, autor de varias novelas excelentes, de las cuales la más destacada, "Azazeel", ha sido traducida a 16 idiomas e incluso recientemente publicada en hebreo. Hacia el final de la entrevista, Hadidy le preguntó cómo vislumbra el año 2014. La respuesta de su invitado fue sorprendente: Sugirió que los egipcios deben revalorizar sus relaciones con los judíos.

"Debemos reconsiderar nuestros conceptos respecto a la cuestión judía. Ni siquiera somos conscientes de lo mucho que esto nos afecta. Esto se ha convertido en un oficio común, que beneficia a todos nuestros políticos. Cualquier político que quiera ganar popularidad maldice a Israel, pero cuando llega al poder, no tiene ningún problema con Israel.”

“Esa es una estupidez. Estupidez que está conectada a la ignorancia de la gente. Debemos reconsiderar esto. Nadie vela por nuestros intereses. Debemos ser conscientes de ello”.

Este modo nuevo de pensar, en su opinión, debería comenzar desde el principio, es decir, a partir de la disputa por la validez de los Isra'iliyyat. Estos son los capítulos incluidos en los dichos del Profeta Muhammad, conocidos como ashadiths, que se originaron con los judíos que, convertidos al Islam, ofrecían interpretaciones de las historias del Corán en el espíritu de la Torá. Como resultado, algunos son considerados por el Islam de no ser fiables. Durante siglos, hasta hoy, los comentaristas musulmanes han tratado de arrancar de raíz el Isra'iliyyat de la literatura hadith. Incluso hay quienes sospechan que fueron insertados en los hadiths para corromperlos. Las palabras de Zeidan parecen preguntarse si no es hora de minimizar la importancia de este debate, que ensombrece las relaciones entre las dos religiones.

Zeidan no se detuvo allí. También hizo un llamado para repensar "el llamado problema del Oriente Medio, al que no considero sea un problema en absoluto" - en otras palabras, el conflicto entre Israel y sus vecinos árabes. "Los Nasseristas han estado oprimiendo al pueblo durante 60 años bajo el pretexto del problema del Oriente Medio", dijo. Como resultado, "se libraron guerras y murieron personas."

Luego sugirió que sus oyentes cambien su percepción del Holocausto. Incluso ofreció un ejemplo del sistema escolar egipcio: la Declaración Balfour - la promesa británica de 1917, que ve con buenos ojos el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en la Tierra de Israel.

"Acerca de Balfour", recuerda Zeidan: "Fuimos adoctrinados en la escuela:" ¿Qué piensa usted acerca de la Declaración de Balfour? "De acuerdo con el sistema de respuestas prefabricadas, se esperaba que respondiéramos:" Él dio lo que no poseía a los que no se lo merecían. "Eso es todo."

Las declaraciones del filósofo egipcio son una convocatoria para una reforma en el modo de pensar. Ellos expresan los puntos de vista de un pequeño grupo entre los pensadores egipcios, que ve al alto grado de repulsión que se ha desarrollado entre los árabes e Israel como un problema que causa estragos mayormente a los árabes. Zeidan piensa que el odio hacia los judíos es pronunciado e integral: tiene sus raíces en la historia, la religión y la política contemporánea. Él no actúa por amor a Israel. Zeidan es un patriota que cree que resolver la fractura entre egipcios y judíos podría, en primer lugar, servir a sus compatriotas. Sus audaces pronunciamientos socavan la percepción egipcia muy arraigada, alentada desde lo alto, de ver a los judíos como una entidad demoníaca amenazante, y a Israel como un peligro.

Dos meses y medio antes de la entrevista, en octubre de 2013, el diario egipcio Al-Masri al-Youm publicó un artículo del experto Gamel Abu Al-Hassan. Abu Al-Hassan, colaborador habitual de este diario, donde ataca la política de resistencia armada adoptada por los árabes hacia Israel. Dirigió sus dardos hacia lo más sagrado de las santidades - las elites militares en los estados árabes. Abu Al-Hassan declaró que ellos construyeron su poder sobre los cimientos del conflicto. Además, afirmó que las organizaciones armadas se nutren de los regímenes de Oriente Medio según sus palabras, como "tarjetas de presión", al servicio de sus intereses regionales. Esta táctica, a su juicio, ha confundido a la opinión pública árabe "y proporcionado munición política para facciones en bancarrota." El colapso del mito conocido como "resistencia", según sus palabras, ayudará al crecimiento político de los países de la región.

El comediante egipcio Bassem Youssef, el creador y conductor de la sátira televisiva "El Programa", que crucificó al depuesto presidente egipcio, Mohammed Morsi, y desde entonces ha sido prohibido, fue entrevistado recientemente por Jeremy Paxman en la BBC. Paxman le preguntó si había espacio para la sátira en los días del ex presidente Hosni Mubarak. "En aquellos días, esa puerta ni siquiera estaba allí", respondió

Bueno, no sólo sátira. Es dudoso que cualquier crítica innovadora, de la clase aquí mencionada, podía haber sido escuchada en los días de Mubarak y su enérgico ministro de cultura, Farouk Hosni. Zeidan, probablemente hubiera tenido que pensar largo y tendido antes de llamar al pueblo egipcio a reevaluar su actitud negativa hacia Israel, ya que podría haber sido sospechado de cooperar con él, perjudicando el interés nacional. Y si hubiera estado confundido por un momento y hubiera olvidado los límites del buen gusto, legiones de cooptados periodistas, sin lugar a dudas, se lo harían recordar.

Las audaces declaraciones formuladas por Zeidan y Abu Al-Hassan siguen aún ahogadas por la cacofonía de eslóganes y estereotipos que predominan en el discurso público. Tomará tiempo hasta que su visión se vea concretada. Pero, si a sólo tres años después del estallido de la Revolución del 25 de enero, ya se puede decir públicamente que el odio hacia Israel es una estupidez y la resistencia armada en su contra es contraproducente - algo en esta revolución está yendo bien, a pesar de las dificultades.

Fuente: Al Monitor - 17/1/2014 - Traducción: Israel Laubstein.

 

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?