Golpe de Estado egipcio plantea preocupaciones israelíes sobre ataques terroristas, con cohetes en el sur

Imprimir

Escrito por AMOS HAREL

Israel puede sentir pronto algunos rebotes del golpe militar en Egipto. La península del Sinaí se ha estado incendiando durante tres días en protesta por el derrocamiento del gobierno de la Hermandad Musulmana. Hamas, que está mostrando moderación, por ahora, al parecer, está en espera de nuevos acontecimientos en Egipto antes de responder, que en determinadas circunstancias puede suponer una escalada de tensiones con Israel.

Fuentes militares egipcias dijeron el domingo a la prensa local que el ejército había lanzado una operación masiva contra los grupos terroristas islámicos en el Sinaí, con foco en el norte. Las fuentes dicen que el ejército voló 40 túneles de contrabando utilizados por las redes terroristas en la frontera con Gaza. Esto siguió a un fin de semana tormentoso en el que los beduinos de los grupos islámicos mataron al menos a cinco soldados egipcios y policías en un ataque coordinado en los alrededores de El-Arish.

Pero el esfuerzo que las fuerzas de seguridad de Egipto puede invertir en el Sinaí es limitado. El enfoque principal de la plana mayor es restablecer el orden en El Cairo, Alejandría y pequeñas ciudades del oeste del Nilo. Con la aprobación de Israel, los egipcios han desplegado fuerzas de mayor calidad en el Sinaí, que por primera vez están recibiendo ayuda de helicópteros de combate y tanques.

Sin embargo, Egipto al oeste del Nilo es una prioridad mucho más alta que el Sinaí, y es dudoso que la contraofensiva militar pueda detener la violencia islámica en el largo plazo, a pesar de que el rendimiento de las fuerzas de seguridad egipcias en el Sinaí ha mejorado en los últimos meses.

El objetivo principal de la lucha islamista es minar el nuevo régimen impuesto por los militares, no atacar a Israel. Pero si los grupos terroristas deciden que los ataques fronterizos contra objetivos israelíes sirven a sus propósitos, es dudoso que el ejército egipcio será capaz de detenerlos.

En la reunión de gabinete del domingo, el primer ministro Benjamin Netanyahu elogió correctamente la terminación de la valla que impide en gran medida que alguien cruce la frontera con Egipto, sean los solicitantes de asilo procedentes de África o los terroristas desde  el Sinaí. Pero los islamistas pueden atacar sin cruzar la valla. El método más fácil y más barato aparentemente fue intentado el jueves por la noche cuando un cohete o cohetes fueron disparados desde el Sinaí a Eilat. No está claro donde cayeron.

Una facción extremista que opera en el Sinaí, Ansar al-Bayt Maqdis, se atribuyó la responsabilidad por el ataque. Debemos suponer que habrá más ataques con cohetes en el futuro próximo. En esta etapa, las Fuerzas de Defensa de Israel no está desplegando refuerzos significativos en la frontera del Sinaí, pero se centran en la recopilación de información de inteligencia sobre la actividad en la zona.

El tercer lado del triángulo de la frontera sigue estando tranquilo. El régimen de Hamas en Gaza ha evitado hasta ahora las declaraciones fuertes de solidaridad para  su movimiento madre con predicamento en Egipto.

La relativa calma en la frontera entre Israel y Gaza desde la operación Pilar Defensivo en noviembre fue consecuencia directa de acuerdos entre Egipto y Hamas. Los Hermanos Musulmanes proveyeron patrocinio político y logístico a Hamas, mientras que Hamas se abstuvo de ataques contra el Negev y actuó con decisión para detener los lanzamientos de cohetes de facciones más pequeñas.

Es todavía demasiado pronto para decir si este idilio acabará ahora. No hay duda de que Hamas prefiere que la Hermandad Musulmana se quede en el poder, pero ella necesita a Egipto sea cual sea el régimen. La semana pasada, Egipto cerró el paso fronterizo de Rafah entre Gaza y el Sinaí y le dijo a Hamas que evitara el cruce de militantes de Gaza hacia su territorio, por temor a que ellos pudieran llevar a cabo ataques terroristas contra las fuerzas de seguridad egipcias en el Sinaí. Hamas obedeció, aunque no estuvo especialmente afectuoso por la directiva.

Ghazi Hamad, el viceministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Hamas, dijo a Al Jazeera el sábado que, dadas las circunstancias, las importaciones procedentes de Israel no pueden prever todas las necesidades económicas de Gaza. Esta es una demanda clara para que los egipcios reabran las puertas, pero es difícil de creer que El Cairo responderá inmediatamente debido a los riesgos asociados percibidos.

En el frágil largo plazo, el cierre de los pasos fronterizos podría imponer dificultades económicas en Gaza. Para salir de esta situación, Hamas puede también amenazar con renovadas tensiones militares contra Israel, aunque esto va en contra de sus intereses más profundos.

Fuente: Haaretz – 8/7/2013 – Traducción: Roberto Faur.

 

 

Apoye la Iniciativa de Ginebra: envíe un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escriba en la línea de asunto: "Apoyo Ginebra", e informe su nombre completo, profesión/actividad y ciudad/provincia.

¿Por qué donar a
Argentinos Amigos de Paz Ahora?